lunes, 11 de agosto de 2008

Liga Sagres


Una liga portuguesa en la que el Benfica de Quique Sanchez Flores y sin Rui Costa ya, pero con buenos fichajes como Reyes, Aimar y Carlos Martins, los que ya estaban como el potente Makukula y el buen Di Maria, intentaran doblegar al Oporto de Ricardo Quaresma campeón 3 años seguidos. El Sporting de Lisboa estará al acecho con una plantilla "algo" mejorada a la del año anterior, es un caso parecido al del Feyenoord en Holanda.

Bueno pues ya tenemos la primera jornada en el campeonato luso. Aunque no pude ver ningun partido este fin de semana del mismo, los resultados son los siguientes.

Destacar el pinchazo en el debut de Quique en el banquillo del Benfica, este tipo de partidos son los que poco a poco te terminan de sacar de la lucha por la liga en un campeonato como este.
El Oporto y el Sporting no perdieron en sus partidos, este ultimo se coloca en un co-liderato junto al Nacional en la 1ªjornada.
La clasificacion queda asi:

3 comentarios:

jugondejugones dijo...

Como le va a costar al Benfica... con fichajes como Balboa y Reyes, poco va a poder hacer Quique. Y como a pesar de todo el Benfica es capaz de ganar, la liga portuguesa va a quedar en muy mal lugar.

Favorito, como siempre, el Porto.

Sergio dijo...

La verdad es que dificil lo va a tener el Benfica de Quique, pero todo puede pasar. El Oporto es mas equipo, pero se ha reforzado menos y ha perdido alguna pieza clave (el caso de Bosingwa).
Yo creo que es una ultima oportunidad para hombres como Reyes o Aimar de triunfar en algun club, y eso que Reyes me gusto en su epoca en el Arsenal, pero me parece que este es uno de los ultimos trenes que van a pasar por estos 2. Una gran oportunidad de salirse en una liga en el que el nivel medio de los equipos es bastante pobre.

jugondejugones dijo...

Yo a Aimar si lo veo triunfando en Portugal. Creo que aún le queda fútbol, y que el nivel de la liga lusa le puede venir bien.

A Reyes lo veo para jugar en segunda división y gracias. Cuando se es tan sumamente tonto, es difícil que las cosas salgan bien.

Y el Porto da la sensación de que todos los años pierde jugadores, que siempre se recupera.